Totorames

28/12/2010
By

Algunos queridolectoras me preguntan por qué me identifico como totorame-germano. Para mí es uno de los sinónimos de mazatleco. Consulto http://www.vivemazatlan.com/index2.php?option=com_content&do_pdf=1&id=23:

“Los grupos prehispánicos que se establecieron en el territorio que ocupa el sur de Sinaloa han sido poco estudiados. Sin embargo, los resultados de las investigaciones realizadas en los últimos años nos ofrecen datos de suma importancia para reconstruir el pasado en estas regiones. Los investigadores del INAH que se han dedicado a estudiar el territorio que ocuparon los totorames durante el periodo clásico de la historia de Mesoamérica (del año 900 al 1200 d.C.) sostienen que Chametla fue el asentamiento humano más importante en esta zona, que ahí residía un centro de mando ya que en algunas comunidades vecinas, como eran Teacapán, Ixcuinapa y Otates, funcionaban centros ceremoniales, donde se rendía culto a dioses y a la naturaleza.

Estos grupos aprendieron a vivir obteniendo de la riqueza natural lo que necesitaban para satisfacer sus necesidades de alimentación, casa y vestido, razón por la cual aprendieron a pescar el camarón; a sembrar sobre todo tabaco y algodón para elaborar sus prendas de vestir; a salar el pescado, para guardarlo y comerciar con él; y a elaborar sal en piedra para reducirla a granos y cambiarla por los productos que se elaboraban fuera de la región. Los totorames tenían una gran veneración por sus muertos; aprendieron a enterrarlos en ollas de pared gruesa, sepultándolos cerca de sus casas. Les ofrendaban objetos de barro especialmente elaborados, desarrollando una cerámica fina, detalladamente pintada, observándose actualmente los restos de colores rojo, naranja, crema y café, además del blanco y el negro.

Tenían un concepto muy desarrollado sobre la belleza humana y aprendieron a propiciar deformaciones craneales y producir mutilaciones dentales. Su alimentación principal, además de la que extraían del mar, era el maíz, llegando a utilizar metates de grandes dimensiones que nos hacen pensar que esta tierra fue habitada por gigantes, idea totalmente absurda provocada quizá por el hecho de que los totorames llegaron a tener sus brazos un poco más largos que otros grupos humanos, pero desde luego sin llegar a ser gigantes. El área de influencia cultural de los totorames llegó a extenderse hasta Casas Grandes, en Chihuahua; Durango, Nayarit, la costa de Guerrero; Higueras de Abuya, Tecuichamona, Culiacán y Guasave, llegando hasta Arizona.

Esto fue posible gracias a que la zona costera de Sinaloa funcionó antiguamente como un corredor cultural que comunicaba a los grupos que vivían al norte, al sur y al oriente de esta región que tenían como centro de gobierno al poblado de Chametla. Esto nos permite decir que los totorames pertenecieron a la zona mesoamericana y que la frontera cultural no era rígida ni se encontraba definitivamente establecida, variando de acuerdo al comportamiento de los grupos humanos y a las condiciones ecológicas de la región.

Conocían los beneficios de la herbolaria, curando algunas de sus enfermedades en forma natural; construían sus casas de bajareque, utilizando la vara, el barro y la palma para el techo. Llegaron a construir montículos de tierra en Escuinapa, así como pirámides de conchas de ostión y patas de mula, siendo la más importante realizada en las marismas de Teacapán, en un sitio llamado El Calón, que llegó a tener 36 metros de altura y funcionó como observatorio regional. La unidad familiar funcionaba de acuerdo a sus reglas y la edad de los pobladores era tan importante que si una persona alcanzaba los 40 años era considerado un viejo, dado que los peligros naturales y las guerras hacían que los individuos murieran relativamente jóvenes.

Hoy que conocemos más de los totorames podemos decir que Chametla, y con ella el sur de Sinaloa, fue el centro prehispánico que irradió la cultura regional que caracteriza los asentamientos sinaloenses en el occidente mexicano, sirviendo la costa del Pacífico como un corredor que enlazaba a los grupos humanos, por distantes que se encontraran, hacia todas las direcciones. Muestra de ofrendas, objetos de cerámica y urnas funerales están atractivamente expuestos en el Museo Arqueológico de Mazatlán y en el Museo Comunitario de Chametla”.

PREGUNTA
Si un totorame de 40 años era considerado un viejo, uno de 62 como yo, ¿qué clasificación merecería?

Tus opiniones: gfarberb@gmail.com
Mis opiniones: www.farberismos.com.mx/web/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *




Si deseas recibir información o nuestras últimas noticias,
ingresa los siguientes datos: